“Soy de la tierra, del mundo”

“La tierra es mi esencia y el cuerpo humano es mi lienzo, el cual cubro con barros y pigmentos. Los intervengo con flores, plantas, raíces, frutos.

Con música y silencio genero una armonía y una conexión con el lienzo donde se liberan pensamientos y sentimientos; transmitiendo una esencia pura y auténtica que proyecto en mis obras”.

Soy de la tierra, del mundo

Su fuente de su inspiración es la armonía entre la naturaleza y sus lienzos humanos en los cuales en su obra desaparece los rasgos físicos y el color de piel, creando nuevos seres más auténticos.

Seres libres de prejuicios, de género, de edad y mucho más apegados a su ideal, con un solo un elemento central:

"Recuperar su esencia y su humanidad; en un mundo donde la equidad y tolerancia es lo más normal."

Recuperar su esencia y su humanidad; en un mundo donde la equidad y tolerancia es lo más normal

El proceso de “crear” de Miguel es un ritual espiritual lleno de misticismo y magia donde suenan muchas emociones. Aislamiento total, música en vivo, tambores, chelos, y una voz que canta.

Las obras se crean en un estado de meditación donde existe una conexión con el lienzo.

"Siento la energía y entro en un mundo que trasciende cualquier diferencia entre razas, culturas y etnias, y donde la única regla que existe es el amor.”

Siento la energía y entro en un mundo que trasciende cualquier diferencia entre razas, culturas y etnias, y donde la única regla que existe es el amor

“Ponte en frente de mi obra y déjate llevar. Quiero que sea un espejo en el que te veas a través de él, sintiendo lo que está en ti, lo que te ha hecho ser y lo que te hace más vibrar.”

Ponte en frente de mi obra y déjate llevar. Quiero que sea un espejo en el que te veas a través de él, sintiendo lo que está en ti, lo que te ha hecho ser y lo que te hace más vibrar

Su obra

Sus obras han sido expuestas en ciudades como Los Ángeles, San Diego, Nueva York, Miami, La habana, Manila, Kuala Lumpur, Taipéi, Ciudad de México.

Contáctame